La reforma protestante

La reforma protestante fue un movimiento religioso que cuestionó la autoridad del Papa y los dogmas de la Iglesia católica. Finalmente, se desvincularon del catolicismo, dando lugar al protestantismo.

Este artículo pertenece a la Edad Moderna

 

Origen de la reforma protestante

El movimiento se inició en el año 1517, cuando Martín Lutero, el líder de este movimiento reformista, publicó en la puerta de la capilla de Wittenberg sus 95 tesis. Eran artículos que criticaban las prácticas de la Iglesia y proporcionaba una forma diferente de entender la fe cristiana.

Martín Lutero fue una persona muy religiosa, llegando a ser prior del convento en el que estaba. Incluso se doctoró en teología por la Universidad de Wittenberg. La publicación de sus 95 tesis fueron la respuesta a un acto muy practicado por el clero, la venta de indulgencias.

El Papa León X quería terminar la construcción de la Basílica de San Pedro, una obra iniciada por su antecesor, el Papa Julio II. Para conseguir la financiación necesaria, el Papa autorizó al clero para la venta de indulgencias. Comprando estas indulgencias, los fieles obtenían el perdón de todos sus pecados.

Lutero estaba totalmente en contra de esta práctica, pues él consideraba que solo se podía alcanzar el perdón mediante el arrepentimiento sincero. En sus tesis, también se criticaba la ostentación con la que vivía el Papa y el alto clero. El prefería darle el dinero a los pobres antes que al Papa, pues ellos eran los que lo necesitaban de verdad.

Este desafío de Lutero al catolicismo tuvo un gran apoyo gracias, en parte, a la difusión de sus ideas mediante la imprenta.

 

Características del protestantismo

La reforma protestante de Martín Lutero no solo criticó a la Iglesia católica, sino que aportó una serie de mejoras.

  • Se rechaza por completo la autoridad del Papa y el lujo con el que vive la Iglesia, que debe volver a la sencillez y a la modestia.
  • Cada persona debe interpretar a su manera la Biblia, que puede coincidir o no con la interpretación de la Iglesia. Para ello, la Biblia debe traducirse a los idiomas de los diferentes países.
  • Se rechaza también la confesión, pues entre Dios y un fiel no debe haber intermediarios.
  • No se rinde culta a los Santos ni a la Virgen.
  • Solo se admiten los sacramentos del bautizo, la eucaristía y la penitencia.
  • Se eliminan las jerarquías religiosas y se da la posibilidad a los curas de casarse. De hecho, él mismo se casó.

 

Consecuencias de la reforma protestante

Las reformas protestantes de Lutero contaron con un gran apoyo, sobretodo por parte de los príncipes alemanes, que estaban bajo el dominio del emperador Carlos V, defensor del catolicismo. El protestantismo le serviría a estos príncipes para restarle poder al emperador y además conseguir territorios que poseía la Iglesia en Alemania.

Carlos V intentó convencer a los príncipes alemanes para que volvieran a adoptar la fe católica. Sin embargo, no lo logró y comenzó la guerra entre ellos. Aunque al inicio el emperador partía con ventaja, finalmente los príncipes alemanes se impusieron en un momento en el que Carlos V no contaba con las tropas españolas en Alemania.

El emperador tuvo que aceptar las condiciones de los príncipes y en 1555 firmó la paz de Aubsburgo, por la que se permitía a cada príncipe escoger la religión que quería profesar.

Sin embargo, a pesar de esta paz, incluso un siglo después continuaban las guerras entre católicos y protestantes. La Paz de Westfalia ponía fin a la Guerra de los Treinta Años y reconocía una completa libertad religiosa en Alemania.

Por otra parte, la Iglesia Católica veía Europa se veía asolada por guerra entre católicos y protestantes, y vio necesario realizar reformas también. Esas reformas del catolicismo se conocen como la Contrarreforma.

 

Otros artículos sobre la Edad Moderna

El descubrimiento de América
El Antiguo Régimen
La Ilustración
El despotismo ilustrado
La Independencia de los Estados Unidos
La Contrarreforma