El Neolítico

El Neolítico es la última etapa de la Edad de Piedra. Este periodo se caracteriza por la aparición de la agricultura y la ganadería. Neolítico significa “piedra nueva”, pues a partir de entonces, se comienza a pulir la piedra, no solo a tallarla.

Este artículo pertenece a la Prehistoria

 

Características del Neolítico

  • Comienza la agricultura y la ganadería

Durante el Neolítico se practica la agricultura de forma controlada. Tras miles de años recolectando y consumiendo de forma directa diversas plantas, se dieron cuenta de que crecían siguiendo un ciclo que podrían reproducir de forma controlada. De esta forma, comenzaron a cultivar sus propias plantas. Los primeros cultivos fueron de trigo y de cebada.

Es muy probable que se descubriera de forma casual, su estilo nómada habría obligado a transportar los alimentos de un lugar a otro. Pasado un tiempo, por los lugares por los que pasó, de forma accidental habrían florecido esas mismas especies vegetales que transportaba.

Al igual que a partir de la recolección surge la agricultura, de la caza aparece la ganadería. Con el paso de los años, el ser humano aprendió a domesticar ciertos animales para que vivieran junto a él, de manera que no tuviera que salir a cazar.

Sin embargo, no abandonaron la recolección ni la caza, sino que combinaban todas estas actividades para que nunca les faltase comida.

  • Sedentarismo

La aparición de la agricultura y la ganadería le permitió al hombre controlar la fuente de alimento, de forma que ya no tenía que desplazarse en busca de recursos y podía permanecer en un asentamiento permanente. Permitió que los grupos humanos crecieran y fueran cada vez más numerosos.

  • Especialización laboral y mejora de la tecnología

La producción de alimentos gracias a la agricultura y la ganadería era mucho mayor que la que se conseguía cazando y recolectando. Además, no necesitaba que todo los miembros del asentamiento se dedicaran a estas actividades.

Así nace la especialización del trabajo y el desarrollo de nuevas actividades. Por un lado la aparición de la cerámica permitió disponer de recipientes para almacenar las cosechas. También se descubrió una nueva forma de fabricar útiles, pulir la piedra en vez de tallarla.

Algunas de las herramientas que utilizaban
  • Aparece el comercio

Con los excedentes producidos por las actividades agrícolas y los recipientes cerámicos hay vía libre para comerciar con otros pueblos. El sistema de comercio principal era el trueque. Este comercio ayudaba también a la transmisión de conocimientos y de de nuevas tecnologías.

 

La revolución neolítica

Toda esta serie de cambios, que se dan gracias a la aparición de la agricultura y la ganadería, constituyen un cambio fundamental en la Historia del ser humano que se conoce como revolución neolítica.

El ser humano ya no centra su vida en la supervivencia. La sociedad neolítica es el germen de las sociedades de todo el mundo actual. El hombre ha aprendido que puede transformar el mundo para hacer su vida más cómoda. Esta nueva percepción del mundo convirtió al homo sapiens sapiens en la especie que domina la Tierra.

 

El mesolítico

La aparición de la agricultura y la ganadería no es un cambio drástico, sino que hizo falta miles de años para que el hombre entendiera como funcionaba el crecimiento de los cultivos. Asimismo, los asentamientos sedentarios comenzaron poco a poco cuando encontraron un suelo fértil donde producían la suficiente comida.

Es por eso que ha habido muchas críticas al término revolución neolítica, pues revolución se asocia a cambios rápidos. Todo este tiempo de adaptación a los nuevos descubrimientos, que no corresponde ni al Paleolítico ni al Neolítico, forma una etapa llamada el Mesolítico.

Las etapas de la Edad de Piedra quedarían así:

  • Paleolítico
  • Mesolítico
  • Neolítico

 

¿Dónde surge el neolítico?

El Neolítico aparece en diversos puntos del planeta en tiempos diferentes y sin posibilidad aparente de que haya habido contacto entre ellos.

En Europa el Neolítico comienza en Oriente Próximo, en zonas cercanas a los ríos Éufrates y Tigris. Después se fue expandiendo hacia otras regiones gracias al aumento de población producido por el aumento de alimento con la agricultura.

 

Otros artículos sobre la Prehistoria

Paleolítico
Edad de los Metales
Monumentos megalíticos