El Antiguo Régimen

El Antiguo Régimen es el sistema político, social y económico presente en Francia antes de la Revolución Francesa. Su característica principal es el abuso de los campesinos en beneficio de las clases privilegiada, lo cual hereda del sistema feudal anterior.

El campesinado sostiene, con su trabajo, al clero y a la nobleza

Este artículo pertenece a la Edad Moderna

 

El término Antiguo Régimen

El término Antiguo Régimen fue acuñado por los propios revolucionarios franceses, que necesitaban un término para definir la situación que habían estado viviendo hasta entonces y que querían cambiar.

A pesar de que ellos solamente se referían a la situación de Francia, este concepto se ha extendido al resto de países europeos, y ahora se considera el régimen que se vivió durante la Edad Moderna en toda Europa.

 

Características del Antiguo Régimen

En general era un régimen muy injusto con las clases bajas de la sociedad. Estas constantes y abusivas injusticias fueron el caldo de cultivo perfecto para que apareciesen las ideas de la Ilustración.

Políticas

El sistema de gobierno era el absolutismo. El monarca contaba con todo el poder, y ostentaba ese cargo por revelación divina, de forma que nadie podía contradecirle. Además, solía hacer lujosas fiestas que mostraban la ostentación con la que vivía.

Económicas

La principal actividad económica era la agricultura, y a ellas se dedicaba la mayor parte de la población. La economía del país se mantenía gracias al trabajo de los campesinos, que debía pagar impuestos tanto al rey como al clero, y además, al noble cuyas tierras cultivaba.

Sociales

La sociedad estaba dividida en dos estamentos, en función de sus privilegios. Estos privilegios consistían en que no tenían que pagar impuestos y la justicia se les aplicaba de una forma diferente. Solo un 5% de la población disfrutaba de estos privilegios.

  • Estamentos privilegiado
  • Clero: tenía una gran riqueza e la capacidad para influir al resto de la población. Se dividía en alto y bajo clero. El alto clero estaba formado por los arzobispos y obispos, que llevaban una vida muy cómoda y eran cercanos al rey. El bajo clero estaba formado por los párrocos y los monjes, que eran más cercanos al pueblo y llevaban una vida más modesta.
  • Nobleza: eran la descendencia de los antiguos señores feudales. Por un lado estaba la nobleza que se había trasladado a la corte del rey y por otro lado, los que seguían viviendo en sus tierras, que eran cultivadas por campesinos.

  • Estamento no privilegiado o tercer estado:

Estaba formado por la burguesía, los artesanos y los campesinos. Una parte de la burguesía, conocida como alta burguesía y formada principalmente por comerciantes y banqueros, se había enriquecido con el paso de los años, y tenían más fortuna que algunos nobles. Sin embargo, ninguno de ellos podía acceder al poder político. Ellos serán los que comiencen a desarrollar las ideas de la Ilustración, con el objetivo de cambiar esto.

El resto de este estamento suponían la mayor parte de la sociedad. Con su trabajo sostenían la economía del país mediante los impuestos, y además, sufrían las injusticias judiciales. Pues el castigo tras cometer un delito era diferente para un noble, a quien no le solía pasar nada, que para un campesino, quien debería ir a cárcel.

 

Otros artículos sobre la Edad Moderna

El descubrimiento de América
La Ilustración
El despotismo ilustrado
La Independencia de los Estados Unidos
La reforma protestante
La Contrarreforma